Pensar la estrategia.
9 noviembre, 2017

Seguro habrás escuchado un número incontable de veces “es una cuestión de estrategia” o “la estrategia es lo que importa”. Pero ¿cuántas veces te definieron el concepto de estrategia? O más importante aún: ¿por qué el hombre es un ser estratégico?

Rafael Alberto Pérez, un reconocido consultor estratégico español, desarrolló el campo de la estrategia no sólo desde la perspectiva de la comunicación, sino desde un nuevo paradigma: la Nueva Teoría Estratégica.

La realidad es nuestro punto de partida, la cual está influenciada por cada persona que la interviene para su propio beneficio a futuro. Esto nos lleva a otro hecho, el cual hace referencia a que los seres humanos no le damos el mismo significado a un mismo suceso ¿Por qué? Porque somos seres simbólicos y polisémicos. Pero no siempre lo fuimos, ya que antes compartíamos la cualidad de ser monosémicos junto a los animales. Este cambio de la monosemia a la polisemia es importante por dos motivos:

1. La realidad que nos rodea es engañosa
2. El origen de las estrategias humanas está en nuestra polisemia

El autor describe que Los seres humanos al hacer diferentes interpretaciones de una misma realidad, nos vemos forzados a ELEGIR conductas. Y elegir implica estrategia.

Otro punto importante a destacar es el cambio. Claramente no es algo nuevo, pero sí lo es la velocidad, discontinuidad y turbulencia del mismo, y exige respuestas más rápidas debido a la presión de los mercados y las sociedades.

“Gestionar el cambio es gestionar el futuro. Y esto implica estrategia”.

Analizando la realidad vemos que es ambigua y fluida, lo que nos lleva a plantearnos más que nunca una cualidad destacada por Darwin: la adaptación. En toda adaptación hay quiénes la lideran, pero los que NO se adaptan desaparecen. ¿A qué debemos adaptarnos? A un mundo de alta inestabilidad, donde cada cambio encierra (aunque a veces muy oculta) una nueva oportunidad. El talento radica en encontrarla y en poner las condiciones para que esa visión transformadora/innovadora EMERJA.

Ahora bien, cuando hablamos de realidad, del mundo exterior, podemos correr el riesgo de pensar una falsa dualidad: EL MUNDO Y NOSOTROS. Según el teórico hispano, somos parte de un mundo cambiante y cambiamos con él (no necesariamente al mismo ritmo) y nuestra piel es la interfaz que nos conecta con él. En otras palabras, la estrategia es lo que nos permite conectarnos con el mundo y adaptarnos a sus constantes cambios.

La Estrategia es hoy en día una JUNGLA en la que cada Escuela compite por su hábitat. Esto implica que la estrategia también cambia y, consecuentemente, modifica la manera de verla y entenderla. Mencionamos anteriormente que existen Escuelas, o más bien diferentes paradigmas:
· Militar
· Matemático
· Managerial/económico

Y aquí ingresamos al nuevo marco teórico en el cual está inserta la Nueva Teoría Estratégica, el paradigma humano relacional.

“La Estrategia pasa de ser una disciplina que estudia el conflicto y cómo ganar, a ser una disciplina que estudia la articulación social y cómo podemos prosperar y vivir más satisfactoriamente. Si cambiamos nuestra red relacional y las percepciones que los demás tienen de nosotros.”
El nuevo enfoque le concede un papel CLAVE a la COMUNICACIÓN, y a los comunicadores que deben tornarse más estratégicos que nunca.
El cambio de ciencia del conflicto a ciencia de la articulación humana y organizacional, genera más beneficios. Por ejemplo, la percepción de la competencia vira de considerarlo como un enemigo, para convertirse en una posible alianza.

Concluyendo nuestra fotografía del libro, puede ser una posibilidad que te preguntes Cómo pensar una estrategia desde la perspectiva de la NTE. Para ello, te recomiendo leer en detalle cada página que te brindará las herramientas perfectas para pensar tu estrategia. Mientras tanto, te invito a seguir una recomendación del autor: “A disfrutar de lo que hacemos. Seremos más felices y lo haremos mejor”.

Hasta la próxima lectura,
Bárbara Sanz