Actitud Brandoffon
16 agosto, 2017

La actitud Brandoffon, como expresa en su libro el autor Andy Stalman, nos hace reflexionar  en que “el mercado global está en permanente rediseño” y que “la actitud Brandoffon es un nuevo mundo que necesita de nuevas ideas”.

En el libro Brandoffon (Brand + Off+ On), Stalman comienza relatando sobre el concepto de Branding y la importancia que presentan algunas ideas que deberían utilizar las marcas para ser diferentes, tener características inigualables y personalidad.

La interconexión tecnológica ha dado lugar a una “segunda globalización” lo que ofrece a las marcas la oportunidad de hacer negocios y comunicarse como nunca antes dándoles la posibilidad de interactuar con su público. Estos últimos son quienes hoy, expresan sus experiencias y emociones generando más credibilidad que las propias marcas. Además hay una preferencia de esta audiencia por consumir experiencias.

Stalman  propone que las marcas deben conectarse emocionalmente con su público y para ello propone la herramienta de storytellig, que se basa en que “el contenido” debe enamorar y conquistar al consumidor.

En este universo de lo digital lo que se necesita es el talento humano, no basta con subir una marca a las plataformas disponibles, sino que debemos pensar y materializar ideas haciendo que las personas sientan, perciban y se emocionen. Esto conlleva  a aprender cómo ser creativos, y darle valor a las buenas ideas.

Es por ello que la educación no debe estar exenta a este nuevo contexto, sino que debe acentuar este capital humando estimulando a los nativos digitales en desarrollar su creatividad, para aprovechar los cambios, crecer y reinventarse.

Otra reflexión que nos deja es que la red ha cobrado mucha fuerza a lo largo de los años y que la realidad actual muestra que el cliente además de tener la razón de su lado, también tiene a la tecnología. Esto se explica en que el consumidor ahora tiene la información y la tecnología, por tanto la posibilidad de compartirla. La red elimina barreras y ofrece la posibilidad de intercambiar conocimientos. Por tanto, la digitalización del mundo conlleva también la de las personas. Lo que debemos entender es que ante esta cantidad de información no basta con la viralidad sino que se debe crear un mensaje sólido y coherente.

El problema se encuentra en que muchas empresas olvidan que todo comunica y esto provoca ciertos desequilibrios. “Las marcas requieren de un lenguaje claro, sencillo y conciso y esto cada vez es más complicado.” Brandoffon reivindica un rediseño mental que haga que comprendamos que no es una lucha entre el online y el offline sino una combinación.

Autor: Virginia Vera – Directora de Marketing Estudio Rule